Un nuevo paradigma para la innovación

En la actualidad, Innovar y crear soluciones sostenibles en el tiempo es posible y es necesario. Crear negocios en base a estas soluciones y perdurar en el tiempo, de forma que impacte positivamente en la creación de empleo, la generación de riqueza y el cuidado del medio ambiente, también.


Podemos distinguir dos grandes enfoques para la innovación empresarial: aquellas soluciones que brindan mucha funcionalidad, a base de muchos recursos – y aquellas que brindan mucha funcionalidad, a base de pocos recursos.


La primera abarca a menos personas; su impacto se reduce a cierto grupo de gente, al implicar muchos recursos y altos costes. La otra, sin embargo, al usar menos recursos de nuestro ambiente y de forma más responsable, apunta y abarca a más personas en la ecuación.


No obstante surge otro paradigma que viene a cuestionar los modelos de negocio de enfoque tradicional, en los cuales de solo escuchar la palabra innovar es asociado a altos costos e implementación de gran cantidad de recursos.



Este nuevo enfoque conocido como la innovación frugal, supone innovar de forma sostenible, absorbiendo menos recursos del ambiente y maximizando aun así la funcionalidad de la solución. Abarca a personas de todos los grupos sociales, llegando a las franjas más marginadas por las cadenas de producción y mercados tradicionales.


El termino innovación frugal fue creado por Carlos Ghosn, CEO de la alianza Renault, Nissan y Mitsubishi, como ingeniería frugal. Luego este fue variando entre ingeniería e innovación frugal.


Ahora bien, ¿Cómo podemos aplicar este enfoque a nuestra empresa, emprendimiento, o negocio, para brindar soluciones de forma sostenible?


Centrando nuestro trabajo en miras de brindar soluciones de triple impacto: económico, social y ambiental. Tres distintos ejes en los que debemos generar beneficios.


Está claro que empresas y emprendedores pueden ayudar a solucionar grandes necesidades y problemas sociales, abarcando a todas las personas y amigándose con el medio ambiente tan exigido y deteriorado, por culpa del enfoque tradicional.


➢ Como ejemplos de innovación frugal en los últimos años resaltamos;

En Jaipur, India, el profesor de ortopedia Pramon Sethi identificó a principios de los años 70 que las prótesis para amputaciones de miembros inferiores eran inadecuadas al contexto de su país.


Su solución consistió en desarrollar prótesis resistentes el agua, más livianas y que permitían más movilidad. A un costo de 45 dólares, un precio inferior al 1% de las prótesis importadas de Estados Unidos, y distribuidas por una organización sin fines de lucro, con estas prótesis se logró devolverle la movilidad a más de 400.000 personas en Afganistán, India e Irak, brindando 16.000 prótesis al año y escalando en otros mercados (Davidson, 2015).


Fuente: TeluguISM


Otro caso esclarecedor es el de los equipos de ultrasonido portables GE MAC, de General Electric en China. Estos equipos eran resistentes al polvo, ideales para el uso en zonas rurales (Zeschky, 2011). Su bajo costo permitió su aprovechamiento total, por todos los escalafones sociales, llegando también a hospitales de bajos recursos o con necesidad de escalar en países ricos.


Ahora que conoces este nuevo enfoque ¿se te ocurre alguna innovación frugal para tu negocio?


¡Contanos en los comentarios, te estaremos leyendo!


Si buscas orientación para innovar de esta manera, ¡acércate a nosotros para lograrlo juntos!



Entradas Recientes

Ver todo