top of page

¿Conocés tu potencial emprendedor?


 

Hoy más que nunca, vemos cómo surgen emprendimientos a cada momento. El contexto de la pandemia hizo que muchas personas, ya sea por visualizar una oportunidad real o por necesidad pura, decidan montarse en la ola de emprender un negocio.


Esta ola, claramente, se desarrolla más que nada en el mundo digital. Nunca antes vimos un contexto en el que la sociedad entera se viera obligada a configurar sus relaciones (laborales, sociales, afectivas) por medio de la tecnología digital. Si bien este terreno no acapara todo el campo de acción, vemos como hoy en día no digitalizarse es sinónimo de no existir, sea porque la productividad se ve disminuida o porque el negocio no tiene alcance. Y la consecuencia de ello es desaparecer prontamente del mercado.


En este contexto, ¿cómo podemos explicar el acto de emprender?


Explicar nuestra decisión de emprender nos ayuda a trazar bien el camino, los objetivos y a recordar quiénes somos y por qué estamos haciendo lo que hacemos.

Por eso es fundamental comprender lo siguiente: emprender implica querer aprovechar una oportunidad, cubrir una necesidad y/o explotar una vocación.

Sin dudas que crear un negocio propio, y más aún con este contexto, implica una mezcla de al menos algo de las tres cosas. En donde los tres círculos se cruzan (oportunidad – necesidad – vocación), ahí se encuentra cada emprendedor con su proyecto.


Todos los emprendedores tienen en común la visión de negocios (identificar oportunidades y querer aprovecharlas), la necesidad de crecer socioeconómicamente, y el deseo intenso y profundo de hacer lo que uno ama.


Si a esto le sumáramos el acto de asesorarse y buscar la ayuda profesional para encaminar nuestro proyecto desde su base, podríamos combinar y alinear de la mejor forma posible nuestros recursos con nuestra idea de negocio, y el deseo profundo de realizarnos.



¿Qué tienen en común los emprendedores más exitosos?


Saber alinear perfectamente esas tres cosas. La oportunidad de negocio, con los recursos y el deseo genuino de contribuir a la sociedad con su vocación. Los emprendedores más exitosos saben bien qué buscan, por qué lo buscan, y están 100% orientados al logro de sus metas.


Otra característica que comparten todos los emprendedores exitosos es que asumen riesgos, y, si bien sus negocios son pequeños, ellos actúan con grandeza mental. Son personas abiertas al cambio, valoran el aprendizaje y la innovación, creen firmemente en sí mismos y en su capacidad de autoorganización y son, además, flexibles.


En este sentido, es que existen emprendedores tan diferentes entre sí. Están aquellos que crean su propia empresa (o a eso aspiran), y son quienes más se suelen asociar a la idea de emprender. Pero también existen emprendedores que actúan dentro de empresas, también conocidos como Intrapreneurs.

¿Sabías qué es un Intrapreneur y qué hace? Estos emprendedores asumen un rol CLAVE que es impulsar la transformación de las empresas y organizaciones ya existentes. En ese sentido, para tener éxito en su cometido, deben pensar y actuar como un emprendedor exitoso: orientados al logro, innovadores, flexibles, abiertos, buenos aprendices, decididos y de riesgos tomar.



Por último, ¿a qué desafíos sabemos que nos vamos a enfrentar como emprendedores?


Emprender es, y siempre fue y va a ser, complejo en cualquier ámbito. Crecer implica superar barreras tanto internas como externas. Fácilmente podemos reconocer esos desafíos externos: conocer a los clientes, al mercado, mejorar los productos, por ejemplo. Y las barreras internas, por su lado, son aquellas “creencias limitantes” que nos impiden librar nuestro potencial, explotar al máximo nuestra capacidad.


Por eso queremos que al irte de este artículo te sientas más seguro de que tu potencial está esperando ser liberado. Identificá y desafiá tus creencias limitantes, ya que están allí para impedirnos crecer y muchísimas veces no existen más allá de nuestra mente. Reconocé todos los recursos que tenés disponibles para vos y que muchas veces subestimas. Esto también incluye conocer el ecosistema emprendedor local y saber de qué forma podemos aprovecharlo y acceder a beneficios.


Y vos, ¿conocés tu potencial emprendedor?




Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page